BIENVENID@S

En este blog encontrarás reseñas de películas de cine europeo realizado desde principio de los 60 a finales de los 80.
Cine de culto, de género, de bajo presupuesto, cine de barrio y de doble sesión, solo editado en la mayoría de los casos en vhs o visto en emisiones antiguas de televisión.
Un fuerte abrazo y se bienvenid@ a UN GATO EN EL CEREBRO

Todas las reseñas están escritas por Robert Garcia.

No dejes de visitar la GIALLOTECA

viernes, 25 de abril de 2014

EL MISTERIOSO SEÑOR VAN EYCK


TITULO ORIGINAL: El misterioso señor Van Eyck
TITULO EN ESPAÑA: El misterioso señor Van Eyck
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1966
DIRECTOR: Agustín Navarro
REPARTO: Franco Fabrizi, Massimo Girotti, Emilio Gutiérrez Caba, Ricardo G. Lilló, Espartaco Santoni, Tere Velázquez

SINOPSIS: Un par de jóvenes con ganas de vivir aventuras alquilan el yate de su patrón, mientras este se encuentra en un viaje de negocios, a un matrimonio. Tan solo han de llevarlos a una localidad cercana, pero durante el trayecto observan en la pareja una actitud un tanto extraña…

COMENTARIO: Agustín Navarro nacía en Cartagena en 1926. Alcanzó la fama en la década de los cincuenta gracias a títulos como Quince bajo la lona (1958) o El cerro de los locos (1959), y llegó a trabajar en Argentina, allí realizo dos largometrajes a principios de los sesenta, y regreso a nuestro país donde dirige la simpática Cuatro balazos (1964), un western con aires de suspense, o esta que hoy he tenido el gusto de visionar.

El misterioso señor Van Eyck es una co-producción entre España e Italia, que cuenta en esa producción con Espartaco Santoni, muy popular en aquella época llego a intervenir como actor en una veintena de películas y fue productor en una decena de títulos. Destaca en el reparto la actriz de origen mexicano Tere Velázquez, por aquel entonces pareja sentimental de Santoni, con el que contrajo matrimonio y tuvo dos hijos.

La historia es bien sencilla, un par de jóvenes amigos deseosos de aventuras, y más aún después de conocer a una bella señorita, le alquilan sus servicios y el yate de su patrón a una pareja. La tarea es sencilla, viajar hasta una localidad situada a unas pocas millas de distancia, pero muy pronto empezaran a observar como el señor Van Eyck no para de mirar un mapa, y su mujer anda también detrás de esos papeles…

La primera hora de la película resulta tediosa, sin mucho que reseñar, pero los últimos veinte minutos son donde los hechos se precipitan. Tendremos más de una sorpresa y descubriremos que se esconde tras los papeles del misterioso señor. La escena final nos enseña que la ambición puede echar al traste los planes de más de uno.

En resumen, no estamos ante la mejor película del mundo, pero si ante una pequeña rareza de las que fue editada en vídeo y emitida en alguna que otra televisión, para pasar al olvido de casi todo el mundo, pero siempre habremos cuatro locos rescatando estas humildes muestras de nuestro cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario