BIENVENID@S

En este blog encontrarás reseñas de películas de cine europeo realizado desde principio de los 60 a finales de los 80.
Cine de culto, de género, de bajo presupuesto, cine de barrio y de doble sesión, solo editado en la mayoría de los casos en vhs o visto en emisiones antiguas de televisión.
Un fuerte abrazo y se bienvenid@ a UN GATO EN EL CEREBRO

Todas las reseñas están escritas por Robert Garcia.

martes, 23 de junio de 2015

DIOS ME PERDONE, SU VIDA ES MÍA


TITULO ORIGINAL: Dio li crea... Io li ammazzo!
TITULO EN ESPAÑA: Dios me perdone, su vida es mía
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1968
DIRECTOR: Paolo Bianchini
REPARTO: Dean Reed, Pietro Martellanza, Piero Lulli, Agnés Spaak, Linda Veras, Ivano Staccioli, Fidel Gonzáles, Giovanni Ivan Scratuglia, Piero Mazzinghi

SINOPSIS: Un cazarrecompensas es contratado por los residentes de un pequeño pueblo en la frontera con México para detener una serie de asaltos cometidos por forajidos que merodean en los caminos, y que están coordinados por el banquero corrupto del pueblo.

COMENTARIO: Paolo Bianchini comenzó su andadura en el cine haciendo labores de director de la segunda unidad, o ayudante del director, a comienzos de los cincuenta. Seria mediada la siguiente década cuando dirige su opera prima, titulada El juego de los espías, a la que seguirían un buen número de films entre los que destacan Superargo, el gigante (1968), La ametralladora (1968) o Decamerón 4, la historia más bella de Boccaccio (1972).

En el caso que nos ocupa, el protagonista principal es Dean Reed, cantante conocido como el Elvis rojo, que intervino en una veintena de títulos, siendo sus apariciones en el eurowestern lo más llamativo, al menos para mí. Lo podemos ver en cintas como Veinte pasos para la muerte (1970) o La ley del karate en el Oeste (1973). Pero además, debo destacar a Pietro Martellanza, actor de amplio historial, que lo hace realmente bien como terrateniente con la cabeza un poco ida.

Estamos ante una producción italiana, que cuenta con un guion escrito por Fernando di Leo, uno de mis directores favoritos. La trama me ha resultado muy potente, alejada del típico eurowestern, y de la manida historia de venganza, en ella se nos cuenta como el personaje interpretado por Dean Reed es contratado, para averiguar quién es el responsable de los continuos robos perpetrados en un banco de un pequeño pueblo. Varias personas conocen los movimientos del dinero, y evidentemente entre ellas está la cabeza pensante de los atracos.

Poco a poco, nuestro protagonista ira atando cabos, averiguando detalles y poniendo trampas de una forma u otra a los diversos habitantes. Al final, tendremos la resolución y unos últimos minutos bien llevados, con el típico, pero no menos espectacular, duelo final. En resumen, notable película, entretenida, con un buen comienzo y desenlace, y un desarrollo de la trama muy grato, además de una correcta banda sonora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario