BIENVENID@S

En este blog encontrarás reseñas de películas de cine europeo realizado desde principio de los 60 a finales de los 80.
Cine de culto, de género, de bajo presupuesto, cine de barrio y de doble sesión, solo editado en la mayoría de los casos en vhs o visto en emisiones antiguas de televisión.
Un fuerte abrazo y se bienvenid@ a UN GATO EN EL CEREBRO

Todas las reseñas están escritas por Robert Garcia.

No dejes de visitar la GIALLOTECA

jueves, 22 de mayo de 2014

MANDINGA, ULTRAJE A UNA RAZA


TITULO ORIGINAL: Mandinga
TITULO EN ESPAÑA: Mandinga, ultraje a una raza
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1976
DIRECTOR: Mario Pinzauti
REPARTO: Antonio Gismondo, Serafino Profumo, Maria Rosaria Riuzzi, Paola D´Egidio, Cesare Di Vito, Jacqueline Luce, Monica Nickel, Arnold Grostam

SINOPSIS: Louisiana, 1860... Antes de la guerra civil americana, la ambiciosa Rhonda llega a la plantación de Richard Hunter, que fuera marido de su tía, con la intención de casarse con él para ser partícipe de su fortuna. Éste la acepta como amante, pero nunca como esposa. Con la llegada de Clarence, el hijo del terrateniente, los nuevos planes de la ambiciosa chica serán conquistar al joven. Pero el heredero acaba enamorándose y tomando por esposa a la hija del reverendo.

COMENTARIO: Como ya es de sobra conocido, por el buen fan del cine italiano, era muy habitual en aquel país copiar y sentirse muy influenciado por los éxitos del cine americano, o de otros lugares. En 1975, el director Richard Fleischer llevaba a las pantallas Mandingo, basada en la novela de mismo título, en pleno auge del blaxploitation la película fue todo un éxito, y es normal que surgieran secuelas y copias.

Y Mario Pinzauti, no contento con hacer una especie de copia de la cinta de Fleischer, pues cogió e hizo dos, y, para más inri, casi al mismo tiempo. Ya hable en el blog de esa otra copia titulada Emmanuelle blanca y negra, y hoy os hablo de esta Mandinga, la película comienza centrándose en los esclavos y en sus vivencias con los señores blancos, para pasar a una buena parte de metraje que nos muestran las aventuras amorosas de los dueños de la casa, la plantación y todo lo que los rodea.

Un buen número de secuencias eróticas es lo que nos vamos encontrando, por supuesto con escenas de sexo interracial, ya que los esclavos son obligados a "hacerlo" con sus dueños, algo de drama por el nacimiento de un niño no deseado y una parte final tan rocambolesca y liada que no hay quien se trague la historia.

Vamos, que resumiendo, lo que tenemos es una película de lo más simple, donde los personajes que interpretan a esclavos apenas hablan ni tienen participación más allá de las escenas de sexo o violencia. Comparándola con Emmanuelle blanca y negra, al menos en aquella teníamos de protagonista a Malisa Longo, en Mandinga el reparto es más cortito aunque aparecen algunos que ya intervinieron en la primera. Y eso sí, la banda sonora de esta Mandinga, a cargo de Marcello Giombini, está bastante mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario