BIENVENID@S

En este blog encontrarás reseñas de películas de cine europeo realizado desde principio de los 60 a finales de los 80.
Cine de culto, de género, de bajo presupuesto, cine de barrio y de doble sesión, solo editado en la mayoría de los casos en vhs o visto en emisiones antiguas de televisión.
Un fuerte abrazo y se bienvenid@ a UN GATO EN EL CEREBRO

Todas las reseñas están escritas por Robert Garcia.

No dejes de visitar la GIALLOTECA

viernes, 27 de enero de 2017

JOHNNY, EL VENGADOR


TITULO ORIGINAL: Quella sporca storia nel west
TITULO EN ESPAÑA: Johnny, el vengador
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1968
DIRECTOR: Enzo G. Castellari
REPARTO: Andrea Giordana, Gilbert Roland, Horst Frank, Ennio Girolami, Ignazio Spalla, Françoise Prévost, Manuel Serrano

SINOPSIS: Johnny Hamilton, tras dos años combatiendo en la Guerra de Secesión, regresa a su casa para encontrarse que su padre ha sido asesinado, según le cuentan, por un bandido mejicano que ya ha muerto, y su tío Claude (hermano de su padre) se ha casado con su madre y ahora controla el patrimonio familiar. Muy pronto sospechará que hay algo más detrás del asesinato de su padre y con su fiel Horacio (el hombre que le cuido cuando era un niño) intentará descubrir quién fue el que realmente le mato.

COMENTARIO: Los seis primeros títulos de la extensa filmografía del señor Castellari están dentro del eurowestern. Su opera prima fue Alambradas de violencia (1966) aunque esta la firmara en los créditos León Klimovsky, le seguirían 7 Winchester para una matanza y Voy, lo mato y vuelvo (ambas en 1967) y a estas Johnny, el vengador, película que para quien les escribe es su mejor trabajo dentro del género, solo superada por Keoma, título emblemático del género que rodara el italiano en 1976.

La película es una versión libre del Hamlet de William Shakespeare y en el guion intervinieron, aparte del propio Castellari, Tito Carpi y Bruno Corbucci, siendo la idea de Sergio Corbucci, quien estuvo a punto de dirigirla. La trama ya la hemos visto muchas veces, la venganza y el drama están presentes en todo momento, con un personaje principal que llega a su casa después de la guerra y se encuentra con que su padre ha sido asesinado. Todos le cuentan que el autor del crimen fue un bandido mexicano llamado Santana que yace en su tumba porque le mataron, pero a Johnny algo le huele mal, no le cuadra que su madre enseguida haya encontrado una nueva pareja, que es hermano de su padre y que este controle todo el patrimonio familiar.

La investigación casi policial de Johnny es propia del mejor de los gialli. La única pista que tiene es una pequeña medalla que encontraron junto al cadáver de su padre y a partir de ella intentara descubrir la verdad. Nos encontramos con grandísimos momentos e incluso acercamientos al terror gótico, con ese cementerio lleno de velas dentro de la cueva o la decoración de la casa de Johnny, casi más propia de una peli de la Hammer que de un western, tenemos peleas y tiroteos brutales, a Johnny lo cuelgan de una cruz y el final nos recuerda bastante al Django de Sergio Corbucci, pero desarrollándose de noche, no obstante, en algunos países la película tomo el nombre de Django para sus respectivos títulos.

Actuaciones sobresalientes en las que aparte de Andrea Giordana en el papel de Johnny hay que destacar a Gilbert Roland en el papel de amigo de Johnny, siempre aparece cuando este tiene problemas y le soluciona bastantes papeletas y como no, Horst Frank en el papel de Claude Hamilton, con su pelo rubio estamos ante uno de los mejores actores que han hecho papeles de malo en el eurowestern. Además, las localizaciones para el desarrollo de la trama son excelentes y la banda sonora a cargo de Alessandro Alessandroni y Francesco de Massi es sencillamente magistral. En resumen, un film que entra de lleno en mi top ten particular de eurowesterns favoritos.

jueves, 26 de enero de 2017

SANGRE Y ROSAS


TITULO ORIGINAL: Et mourir de plaisir
TITULOS EN ESPAÑA: Sangre y rosas / Sangre de rosas
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1960
DIRECTOR: Roger Vadim
REPARTO: Mel Ferrer, Elsa Martinelli, Annette Stroyberg, Alberto Bonucci, René-Jean Chauffard, Gabriella Farinon, Serge Marquand

SINOPSIS: El conde Leopoldo De Karnstein está a punto de casarse con su prometida Georgia, por lo cual en su castillo de Italia se reúne un grupo de invitados, entre los cuales se encuentra su prima Carmilla, procedente de Austria. En la región se cuenta la leyenda de que los antecesores de los Karnstein fueron vampiros, pero fueron destruidos todos salvo Mircalla, que es el vivo retrato de Carmilla. Durante un espectáculo de fuegos artificiales, la cripta donde yace Mircalla es abierta por una explosión, y Carmilla entra en ella…

COMENTARIO: Roger Vadim nació en 1928 en París, Francia, y en realidad su nombre completo es Roger Vladimir Igorevich Plemyannikov. Su padre Igor Nikolaevich Plemyannikov era un aristócrata nacido en Kiev y su madre Marie-Antoinette Ardilouse, una actriz francesa. Pero lo que más nos interesa a nosotros es su vida cinematográfica que comienza en 1956. Con tan solo 28 años Vadim dirige su opera prima titulada Y Dios creó a la mujer, protagonizada por una joven llamada Brigitte Bardot. Más tarde Vadim nos dejaría títulos como Barbarella (1968) o Si Don Juan fuese mujer (1973) y participaría en uno de los episodios de la magnífica Historias extraordinarias (1968).

Sangre y rosas es el título para la emisión televisiva en España de esta pequeña joya titulada originalmente Et mourir de plaisir. Está basada en la novela Carmilla, escrita por Sheridan Le Fanu, de la cual se han hecho otras adaptaciones cinematográficas, siendo sin duda las más conocidas la trilogía de la Hammer realizada al comienzo de los 70: Las amantes del vampiro (1970), Lujuria para un vampiro (1971) y Drácula y las mellizas (1971). Pero no debemos olvidar esa maravilla realizada en 1932 por Carl Theodor Dreyer y titulada Vampyr.

Vadim nos obsequia con una película mucho más "light" que las nombradas, apenas nos muestra imágenes fuertes, cuando sale un ataque de la vampira la imagen se vuelve en blanco y negro y solo se ve en rojo la sangre. Se nos insinúa más que se nos muestra, tenemos cierto clímax sexual y de lesbianismo, pero solo se nos muestra una escena donde Carmilla besa en los labios a su deseada víctima. Y al contrario de lo que es usual en los vampiros, Carmilla puede pasear a la luz del día (pese a que dice en una escena que el sol le quema) y su imagen se refleja en los espejos, al final no descubrimos si los ajos la repelen o no, ni tampoco tenemos necesidad de averiguar si para matarla hay que clavarle una estaca en el corazón.

No revelare el final, pero queda bastante bien. La banda sonora resulta aceptable, las actuaciones correctas encabezadas por Mel Ferrer y Annette Stroyberg en el papel de Carmilla y la película en líneas generales resulta agradable, aunque defraudara a quien espere demasiado terror. Poco más de 75 minutos para esta pequeña joyita de Roger Vadim.

miércoles, 25 de enero de 2017

ESCÁNDALO EN EL CONVENTO


TITULO ORIGINAL: Le monache di Sant'Arcangelo
TITULO EN ESPAÑA: Escándalo en el convento
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1973
DIRECTOR: Domenico Paolella
REPARTO: Anne Heywood, Luc Merenda, Ornella Muti, Martine Brochard, Muriel Catalá, Claudia Gravy, María Cumani Quasimodo, Pier Paolo Capponi, Claudio Gora

SINOPSIS: Año 1577, en un convento de clausura la madre superiora se encuentra gravemente enferma, está a punto de morir y la hermana Giulia se encuentra entre las candidatas a sustituirla, pero una hermana de mayor edad es la elegida. Giulia no queda conforme y la lucha por el poder se incrementa...

COMENTARIO: Estamos ante una película cuyo guion firman el propio director y Tonino Cervi, este último además produce la cinta. Domenico Paolella (1915-2002) fue director y guionista y entre sus trabajos en el primer campo se encuentran títulos tan diversos como Agente 003 operación Atlántida (1966), Hércules y los tiranos de Babilonia (1964) o el estupendo eurowestern Odio por odio (1967), mientras tanto Cervi tiene más títulos producidos o escritos que dirigidos pero en esta ocupación no puedo dejar de destacar la maravillosa Il delitto del diavolo (1970) o los eurowesterns Ojo por ojo (1968) y Hoy por ti, mañana por mí (1968).

Con Escandalo en el convento ambos entran en el género de las nunsploitation, y lo hacen con mucha clase en cuanto a la parte sexual se refiere, porque estamos ante un título que no muestra demasiado pero si donde se intuye todo, exceptuando una escena donde una monja descubre la rodilla a otra y empieza a besársela, y la de un beso en la boca entre las mismas protagonistas no tenemos escenas demasiado subidas de tono, pero si miradas, caricias y actitudes que hace que nuestra imaginación vuele y nos haga pensar en imágenes fogosas entre las hermanas. También hay un par de escenas de una de las monjas con su amante, un hombre de fuera del convento.

La historia se centra más en los amoríos de una joven novicia, interpretada por la siempre bella Ornella Muti y por los líos políticos y de poder que tienen las hermanas entre sí. Casi al final, veremos cómo los altos cargos toman cartas en el asunto y tendremos una buena dosis de escenas de juicio y torturas a cargo de unos encapuchados de la Inquisición. Notable película y uno de los títulos más conocidos e imprescindibles del género.

viernes, 6 de enero de 2017

EL VAMPIRO DE LA AUTOPISTA


TITULO ORIGINAL: El vampiro de la autopista
TITULO EN ESPAÑA: El vampiro de la autopista
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1970
DIRECTOR: José Luis Madrid
REPARTO: Wal Davis, Barta Barri, Anastasio Campoy, Susan Carvasal, Victor Davis, Kurt Esteban, Luis Induni, Patricia Loran, Ada Tauler

SINOPSIS: Una pareja se aloja en un hotel para mantener relaciones sexuales. Los dos sufren un ataque, y aparecen muertos con signos evidentes de haber sido mordidos en el cuello. A pesar de que el comisario sostiene la teoría de que han podido ser atacados por un animal, el doctor que lo examina lo niega...

COMENTARIO: "Benidorm - Ha sido detenido, a las 0´30 horas de anoche, el súbdito alemán Waldemar Wohlfahrt, conocido en su país como El vampiro de la autopista.
Este individuo, de 25 años de edad, es el presunto autor de la muerte de tres muchachas, salvajemente asesinadas en la autopista de Múnich a Karlsrhue hace unos meses...", así comenzaba una noticia en el diario La Vanguardia el 8 de julio de 1966.

Waldemar Wohlfahrt era un tipo alto, bien parecido, que vestía bien y conducía un descapotable rojo marca Mercedes Benz. Se hizo popular en las noches de Benidorm gastando buenas sumas de dinero. Tras esa acusación de asesinato, fue detenido y puesto a disposición judicial. Casi un mes después era puesto en libertad condicional, en el momento de su detención le fue encontrada una pistola. Mientras que Waldemar continuaba en España, en Alemania ocurrió otro asesinato, por lo que nadie dudo ya de la inocencia del protagonista de esta historia.

Tras alcanzar popularidad con este hecho, Waldemar no lo dudó un instante y se aprovechó de la situación, declara que quiere hacer cine y que le gustaría participar en películas al estilo de Agente 007, pero también se atreve con la música y graba un single con dos temas titulados Benidorm y Tú partes mi corazón. Con el seudónimo de Val Davis participa en varias películas dirigidas por Jesús Franco como Virgen entre los muertos vivientes (1973) o Mujeres en el campo de concentración del amor (1977), pero su debut cinematográfico es precisamente encarnando al vampiro de la autopista bajo las ordenes de José Luis Madrid.

Bueno, la historia no copia totalmente la realidad, y lo del título es un poco engañoso, porque quitando el primer asesinato que, si ocurre en un motel de carretera, la historia se desarrolla en un pequeño pueblo y en un lúgubre castillo, vamos que estamos ante la típica película de vampiros con castillo, ataúdes y bellas muchachas en peligro. El protagonista también conduce un Mercedes rojo y descapotable, poco útil en un sitio donde se ve que siempre esta nevado.

Correcta actuación la del señor Wohlfahrt y del resto del reparto, con situaciones un poco raras con un vampiro fantasma que aparece y desaparece y que en vez de morder el cuello de sus víctimas las estrangula, y un buen final para una película que, sin ser una obra de arte, entretiene y no me ha parecido tan aburrida como la ponen en otros sitios.