BIENVENID@S

En este blog encontrarás reseñas de películas de cine europeo realizado desde principio de los 60 a finales de los 80.
Cine de culto, de género, de bajo presupuesto, cine de barrio y de doble sesión, solo editado en la mayoría de los casos en vhs o visto en emisiones antiguas de televisión.
Un fuerte abrazo y se bienvenid@ a UN GATO EN EL CEREBRO

Todas las reseñas están escritas por Robert Garcia.

No dejes de visitar la GIALLOTECA

domingo, 6 de diciembre de 2015

DÍA TRAS DÍA DESESPERADAMENTE


TITULO ORIGINAL: Giorno per giorno disperatamente
TITULO EN ESPAÑA: Día tras día desesperadamente
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1961
DIRECTOR: Alfredo Giannetti
REPARTO: Nino Castelnuovo, Tomas Milian, Madeleine Robinson, Tino Carraro, Franca Bettoia, Riccardo Garrone, Mario Scaccia, Lino Troisi, Marcella Rovena

SINOPSIS: La familia Dominici vive en constante estado de angustia e impotencia. Darío, uno de los dos jóvenes hijos del matrimonio sufre frecuentes neurosis que obligan a periódicos ingresos en el manicomio. La férrea presión materna está en el origen de la situación. Gabriele, el otro hijo, es obligado a vivir por y para su hermano, mientras que el padre, sastre de profesión, no sabe ya cómo conseguir el dinero para ayudar a Darío y al resto de la familia.

COMENTARIO: Opera prima de Alfredo Giannetti como director, nacido y fallecido en Roma (1924-1995). Bajo su dirección conozco El bandido de los ojos azules de 1982, protagonizada por Franco Nero, en el IMDB no constan otros títulos en español y dudo que mucho más dirigido por Giannetti haya llegado a ser editado en vídeo o emitido en alguna televisión española, quizás me equivoque en esta apreciación personal, ojala fuera así, porque estamos ante una película maravillosa, me ha gustado muchísimo. Como guionista, Giannetti tiene en su historial un buen número de perlas, que van desde El ferroviario (1956), El hombre de paja (1958) o Un maldito embrollo (1959) hasta Divorcio a la italiana (1961) o Las hijas del Cid (1962).

En cuanto a la película no es que la historia sea la mejor del mundo, se trata de un melodrama que se podría englobar dentro del neorrealismo. En la película nos cuentan la historia cotidiana de una familia normal y corriente. El padre, sastre de profesión, decidió un buen día dejar el sitio donde trabajaba y montar su propio negocio, la cosa no va bien, el hombre va sacando dinero para el día a día y para vivir sin ningún lujo, si no fuera por unos cuantos clientes habituales el negocio ya tendría que haber cerrado. La madre, ama de casa, vive para sus labores, preparar la comida, hacer la compra y sobre todo cuidar de su hijo de 22 años Darío.

Darío es el personaje donde se centra casi toda la trama, desde pequeño su madre le inculco que debía estudiar más que nadie, que era el mejor y que llegaría lejos, quizás con la esperanza de que Darío les sacara de esa vida cotidiana y con pocos recursos, hasta que un día algo cambio en su cabeza, provocando que cada cierto tiempo le den ataques neuróticos, la locura y el descontrol entrando en su mente y cuerpo la locura y el descontrol, debiendo ser ingresado en un manicomio, pero en otros momentos es lucido, recuerdas sus tiempos de estudiante, a sus compañeros y profesores. El hijo mayor, mientras tanto, ha acabado sus estudios hace poco y busca un empleo que no parece llegar nunca. El tener que estar pendiente de su hermano a cada momento ira haciendo mella en él.

Actuaciones maravillosas de todos los actores encarnando a sus respectivos personajes, sobre todo de Tomas Milian en papel de joven desequilibrado, uno de los primeros papeles de este grandioso actor nacido en La Habana y que llena la pantalla con su actuación y como digo no se quedan atrás ninguno de los protagonistas ni tampoco de los secundarios. Estupendo Nino Castelnuovo, quien debutara en Un maldito embrollo de Pietro Germi, Madeleine Robinson, de origen francés, ya trabajaba desde mediados de la década de los 30, y esta genial en el papel de madre que no quiere tirar por la borda la vida de su hijo y que le apoya, a pesar del maltrato psicológico, y a veces físico, de este hacia ella y Tino Carraro, que esta fantástico en el papel de padre que hace lo que puede por su familia.

En definitiva, una historia conmovedora y triste, en algunos momentos cómica pero sin entrar en la burla ni el chiste fácil, con un final nada feliz y una buena banda sonora. La película fue emitida por la segunda cadena de televisión española en abril del 2000 a eso de las cuatro de la madrugada, pasando desapercibida para la mayoría de la gente, pero afortunadamente no para todos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario