BIENVENID@S

En este blog encontrarás reseñas de películas de cine europeo realizado desde principio de los 60 a finales de los 80.
Cine de culto, de género, de bajo presupuesto, cine de barrio y de doble sesión, solo editado en la mayoría de los casos en vhs o visto en emisiones antiguas de televisión.
Un fuerte abrazo y se bienvenid@ a UN GATO EN EL CEREBRO

Todas las reseñas están escritas por Robert Garcia.

No dejes de visitar la GIALLOTECA

viernes, 25 de abril de 2014

EL MISTERIOSO SEÑOR VAN EYCK


TITULO ORIGINAL: El misterioso señor Van Eyck
TITULO EN ESPAÑA: El misterioso señor Van Eyck
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1966
DIRECTOR: Agustín Navarro
REPARTO: Franco Fabrizi, Massimo Girotti, Emilio Gutiérrez Caba, Ricardo G. Lilló, Espartaco Santoni, Tere Velázquez

SINOPSIS: Un par de jóvenes con ganas de vivir aventuras alquilan el yate de su patrón, mientras este se encuentra en un viaje de negocios, a un matrimonio. Tan solo han de llevarlos a una localidad cercana, pero durante el trayecto observan en la pareja una actitud un tanto extraña…

COMENTARIO: Agustín Navarro nacía en Cartagena en 1926. Alcanzó la fama en la década de los cincuenta gracias a títulos como Quince bajo la lona (1958) o El cerro de los locos (1959), y llegó a trabajar en Argentina, allí realizo dos largometrajes a principios de los sesenta, y regreso a nuestro país donde dirige la simpática Cuatro balazos (1964), un western con aires de suspense, o esta que hoy he tenido el gusto de visionar.

El misterioso señor Van Eyck es una co-producción entre España e Italia, que cuenta en esa producción con Espartaco Santoni, muy popular en aquella época llego a intervenir como actor en una veintena de películas y fue productor en una decena de títulos. Destaca en el reparto la actriz de origen mexicano Tere Velázquez, por aquel entonces pareja sentimental de Santoni, con el que contrajo matrimonio y tuvo dos hijos.

La historia es bien sencilla, un par de jóvenes amigos deseosos de aventuras, y más aún después de conocer a una bella señorita, le alquilan sus servicios y el yate de su patrón a una pareja. La tarea es sencilla, viajar hasta una localidad situada a unas pocas millas de distancia, pero muy pronto empezaran a observar como el señor Van Eyck no para de mirar un mapa, y su mujer anda también detrás de esos papeles…

La primera hora de la película resulta tediosa, sin mucho que reseñar, pero los últimos veinte minutos son donde los hechos se precipitan. Tendremos más de una sorpresa y descubriremos que se esconde tras los papeles del misterioso señor. La escena final nos enseña que la ambición puede echar al traste los planes de más de uno.

En resumen, no estamos ante la mejor película del mundo, pero si ante una pequeña rareza de las que fue editada en vídeo y emitida en alguna que otra televisión, para pasar al olvido de casi todo el mundo, pero siempre habremos cuatro locos rescatando estas humildes muestras de nuestro cine.

jueves, 17 de abril de 2014

ENCUENTROS EN LAS GALAXIAS


TITULO ORIGINAL: 2+5: Missione Hydra
TITULOS EN ESPAÑA: Encuentros en las galaxias / Alien IV / Star pilot
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1966
DIRECTOR: Pietro Francisci
REPARTO: Leonora Ruffo, Mario Novelli, Roland Lesaffre, Kirk Morris, Alfio Caltabiano, Leontine May, Nando Angelini, Giovanni de Angelis, John Sun, Gordon Mitchell

SINOPSIS: Unos extraterrestres de un planeta de la constelación de Hydra aterrizan en la Tierra. Un científico, su hija, varios técnicos y dos espías orientales son tomados como rehenes por los visitantes para obligarlos a reparar su nave.

COMENTARIO: Pietro Francisci, nacido en Roma en 1906 y fallecido en 1977, fue director y guionista, y todo una celebridad dentro del péplum, no obstante dirigió en 1958 la maravillosa Hércules, así como su inmediata secuela un año después titulada Hércules y la reina de Lidia, aparte de otros títulos del género o afines a este como La reina de Saba (1952) y Hombre o demonio (1954). En 1966 dirige Encuentros en las galaxias, alejada por completo del cine que le hizo conocido, después de esta solo se pondría tras las cámaras en una ocasión más, seria en 1973 con Simbad y el califa de Bagdad.

Encuentros en las galaxias fue editada en vídeo en nuestro país, contó con tres ediciones distintas y sin duda la que más llama la atención es la que tiene el título Alien IV, vamos que la vendieron como una de las secuelas de Alien, el octavo pasajero. La cinta que he podido ver es la que se titula Encuentros en las galaxias y viene a durar unos 75 minutos, desconozco si las demás ediciones serán más integras, aunque lo dudo, las copias italianas superan los 86 minutos por lo que imagino que serán más sustanciosas.

La película es muy sencilla y me ha recordado a muchas cintas americanas de ciencia-ficción realizadas durante la década de los 50, así tenemos un grupo de científicos entre los que se encuentra una chica, algo muy común en decenas de títulos anglosajones. Una nave extraterrestre esta oculta bajo tierra debido a que se haya estropeada, nuestros protagonistas serán secuestrados y obligados a repararla con la promesa de que cuando lo hagan serán liberados, pero los planes de la jefa de los extraterrestres tiene otros planes.

Viajes interplanetarios, aterrizaje forzosos en otros planetas, simios atacando a nuestros protagonistas, relaciones amorosas entre ambos grupos y mensaje final antinuclear es lo que nos ofrece esta entretenida película. No pasara a la historia como una obra maestra, ni será estudiada por los que quieran dedicarse al séptimo arte, pero a mí me ha gustado.

jueves, 10 de abril de 2014

LOS BLANCOS COLMILLOS DE ALASKA


TITULO ORIGINAL: Die blutigen Geier von Alaska
TITULO EN ESPAÑA: Los blancos colmillos de Alaska
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1973
DIRECTOR: Harald Reinl
REPARTO: Doug McClure, Harald Leipnitz, Angelica Ott, Roberto Blanco, Kristina Nel, Klaus Lówitsch, Ivan Stimac

SINOPSIS: Don Rutland, un duro trampero que vive en Alaska, se verá envuelto en la caza de unos ladrones de oro, estos se han llevado en su robo al hijo de su mejor amigo…

COMENTARIO: El protagonista principal es Doug McClure, nacido en California estamos ante un actor que intervino sobre todo en productos televisivos, ya sea en distintos capítulos de series o en telefilms de poco presupuesto. El caso que nos ocupa bien podría ser una realización para la televisión, ya que estamos ante un producto en el que se nota un bajo presupuesto, a pesar de las escenas rodadas en la nieve o en bonitos parajes naturales. En ocasiones me ha recordado a productos hechos para toda la familia, con un aire a películas como Colmillo blanco (Lucio Fulci, 1973), no obstante tenemos a niño en peligro y un perro valiente que ayuda al protagonista a buscar a aquel.

También tenemos luchas a mamporros que me recuerdan más a las peleas a bofetones y puñetazos que tantas veces interpretaran la pareja Bud Spencer y Terence Hill en muchos títulos. Pero además tenemos alguna escena escabrosa como la de los indios torturando al viejo. Así, estamos ante un producto que se queda a medio camino entre el cine más familiar y el cine no tan apto para los más pequeños.

La historia se desarrolla entre las nevadas tierras de Alaska y un típico pueblo del Oeste, en plena época de la fiebre del oro, tenemos escenas que podrían salir en cualquier película de aventuras y otras propias de cualquier euro-western, con sheriff, vaqueros, indios, tiroteos y escenas en el típico “saloon”.

El resultado final con tal mezcla es un producto de lo más entretenido, una de tantas películas que no llamarían la atención de los fans del cine actual, destinado a hacernos pasar un rato de lo más agradable a los que no buscamos mensajes ocultos ni símbolos raros en la historia que nos cuentan.

viernes, 4 de abril de 2014

CRÓNICA NEGRA DE UN POLICÍA


TITULO ORIGINAL: Quella carogna dell'ispettore Sterling
TITULO EN ESPAÑA: Crónica negra de un policía
AÑO DE PRODUCCIÓN: 1969
DIRECTOR: Emilio Miraglia
REPARTO: Henry Silva, Beba Loncar, Keenan Wynn, Carlo Palmucci, Pier Paolo Capponi, Luciano Rossi, Larry Dolgin

SINOPSIS: El hijo del Inspector Sterling es asesinado, la bala iba dirigida al policía. Tras abandonar su puesto de trabajo, Sterling iniciara la búsqueda de los asesinos para tomarse la justicia por su mano…

COMENTARIO: Emilio Miraglia es uno de los muchos directores que tienen un escaso historial, pero menudos títulos… Desde mediados de los 50 hasta finales de los 60 se dedica en diversos films a ser ayudante de dirección. Ya como director su opera prima se tituló Sólo se muere una vez, y la realiza en 1967, y su último film fue Joe Dakota en 1972. Como veis solo cinco años dedicado a la dirección, pero en ese periplo nos dejó dos joyas dentro del giallo como son La noche que Evelyn salió de la tumba (1971) y La dama roja mata siete veces (1972), una lástima que no continuara en este terreno y nos dejara más películas. Desconozco el motivo que le llevo a dejar el cine con algo menos de cincuenta años.

Crónica negra de un policía está protagonizada por el singular Henry Silva, al que acompañan un buen número de habituales del cine europeo de aquellos años: Beba Loncar, Pier Paolo Capponi o Luciano Rossi. Silva es un policía al que en un ajuste de cuentas han intentado liquidar, los asesinos dispararon a quemarropa resultando muerto el hijo del policía, este abandona el cuerpo y como un ciudadano normal y corriente se dedica a buscar a los culpables para acabar con ellos, estos no son más que dos mandados por un capo, al que el inspector trato de meter en la cárcel.

Con continuos flashbacks iremos rememorando pasajes de un juicio y de la detención de los delincuentes por parte del inspector, así como la escena de la muerte del pequeño. Tenemos así vendettas personales, acción policial, peleas y persecuciones, y escenas brutas protagonizadas por Silva. El poliziesco nos dejó muchas muestras en los que el ciudadano de a pie era el protagonista, lo de tomarse la justicia por su mano no es algo novedoso ni nunca visto en una trama, el propio Silva protagonizo en 1975, y a las órdenes de Umberto Lenzi, El hombre de la calle hace justicia.

La película es un buen ejemplo de poliziesco, bien realizada y con momentos bastante potentes. En los 70 tendríamos decenas de películas dentro de este género, muchas de ellas mejoran la de Emilio Miraglia, pero a mí que soy un consumidor compulsivo de este tipo de cine me ha encantado.